Bolivia abre su mercado a Sojapar Destacado

Tras dos años de iniciar en Bolivia, el proceso de ensayos de variedades de soja para detectar las más aptas al clima y suelo de ese país, se lograron resultados muy positivos que derivaron en la aprobación, por parte de Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal de Santa Cruz, Bolivia (INIAF), autoridad competente en ese país, del registro las dos primeras variedades seleccionadas, la Sojapar R24 y la Sojapar R75, llevadas adelante por el Instituto de Biotecnología Agrícola, INBIO y el Instituto Paraguayo de Tecnología Agraria, IPTA, copropietarias de las variedades nacionales.

 

“Después de los ensayos realizados  con estas variedades en suelo boliviano, el resultado fue muy positivo, con lo que ahora se logró que las mismas podrán ser comercializadas en ese país. Ahora se van a registrar las primeras variedades Sojapar, por un lado para proteger la propiedad y por otro para habilitarse comercialmente”, nos explica la ingeniera Estela Ojeda, gerente del INBIO.

El registro de las dos variedades aprobadas se hará a nombre de los dueños, INBIO e IPTA a través de su representante, la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo,-ANAPO, para que Bolivia reconozca a ambas instituciones como propietarias de las variedades.

Antecedentes

En Bolivia este proceso se inició en el año 2017, duro poco más de dos años. Se hicieron las evaluaciones en el campo de 4 variedades que INBIO había remitido, de los cuales 2 fueron seleccionadas por sus óptimos resultados para su comercialización. “Este proceso se hace en todos los países, la prueba de las variedades y su evaluación para poder ser registradas posteriormente”, explicó la Ing. Ojeda.

“Bolivia es el primer país o mercado internacional que se abre a Sojapar, esperamos entrar también en Brasil este año, donde los procesos para el registro están igualmente avanzados y más adelante en Uruguay”, dijo la gerente de INBIO.

Mucho entusiasmo en Bolivia

 

Por otra parte, el ingeniero agrónomo Diego Baldelomar, responsable del programa de mejoramiento de la soja en ANAPO (Bolivia) dijo que cuando entro la novedad de la soja con resistencia a la roya ya fue una alerta para todos los agricultores. “Todos siempre estaban esperando eso, porque aquí el problema principal en el área sojera, el número uno, es la roya”, expresó.

Entre las ventajas que menciona el técnico, en comparación a los materiales provenientes de otros países vecinos que allí siembran, mencionó, además de la resistencia a la roya, la buena tolerancia a la sequía, la poca sensibilidad al foto periodo al ser variedades se ciclos intermedios a largos. Sobre este último punto, explicó que esta ventaja hace posible hacer semillas en invierno, considerando que en ese país tienen dos periodos de siembra, verano e inverno, y con los materiales que disponen actualmente, les es casi imposible hacer semillas en invierno.

“Todos los agricultores ya están a la expectativa de tener semillas Sojapar y tener bastante áreas sembradas, entonces yo creo que nos estamos yendo muy bien y van a gustar mucho los materiales, por su sanidad, buen rendimientos cuando se dan las condiciones y además a Sojapar se le hacen menor número de aplicaciones de agroquímicos y para los agricultores es ganancia”, destaca el técnico boliviano.

Un mercado atractivo

“A partir de ahora nosotros estamos en un proceso de producción de semillas, y ellos (ANAPO) van a multiplicar para después ponerlas a la venta”, señala Estela Ojeda.

“El mercado en Bolivia es muy interesante, estamos hablamos de 1.300.000 hectáreas. Hoy ellos tienen una variedad que está ocupando en 70% de esa área y básicamente no se siembra en invierno. En la evaluación se vio que la Sojapar R24 tiene un buen comportamiento para invierno y es mejor que la variedad que ocupa el 70% del mercado en Bolivia, además de su resistencia a la roya”, dijo la profesional.

De las dos variedades que se comercializarán desde este año en Bolivia, la Sojapar R75 se lanzará este año en nuestro país. Podemos adelantar que es una variedad de ciclo más largo, también resistente a la roya y con buena tolerancia al estrés hídrico. Esta variedad será dirigida a los mercados del norte, como San Pedro, el Chaco y Bolivia.

 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.