Día del cooperativismo en Colonia Friesland

Como ya es tradicional, la Federación de Cooperativas de Producción (FECOPROD) celebró  el “Día del Cooperativismo Agropecuario Paraguayo”, junto con la Cooperativa Friesland, en coincidencia con el “Día Internacional de las Cooperativas”, celebrado el primer sábado del mes de julio, proclamado por Resolución Nº 47/90 de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

El evento, en el marco del tema central “INCLUSIÓN”, tuvo lugar en la sede del club Deportivo Estrella, ubicado en la colonia Friesland, del distrito de Itacurubí del Rosario, San Pedro. Del acto fueron partícipes  el Viceministro de Agricultura, Ing. Mario León; el Intendente de Itacurubí del Rosario, Alberto Melo; el Presidente del Instituto Nacional de Cooperativismo (INCOOP), Félix Hernán Jiménez y otras autoridades locales.

El Presidente de la Cooperativa Friesland, Ferdinand Rempel, dio apertura al acto, mencionando que este año el gran enfoque es resaltar la inclusión de toda la sociedad por parte de las cooperativas. Afirmó además que la cooperativa, desde sus inicios, tuvo sus raíces en la fe de Dios, la familia, la educación integral y el trabajo duro, y que líderes visionarios tuvieron claro que el desarrollo económico y social debe ser inclusivo, involucrando a toda la familia y la comunidad. Un ejemplo de ellos fue cuando, en los años 90, se entregaron unas 1200 has. a pequeños productores, en su mayoría colaboradores de socios de la Cooperativa Friesland, que fueron beneficiarios provenientes, en su mayoría, del distrito de Itacurubí del Rosario y de sus compañías como San Alfredo, Amambay y entre otros. Esta nueva colonia lleva la denominación de “Colonia Amistad”. Toda la colonización fue acompañada y planificada de cerca por técnicos de la cooperativa Friesland.

Desde el año 2000 en adelante se fortaleció el apoyo a las vecindades con el proyecto COVESAP. El objetivo es lograr una vida digna para mi vecino. Estos proyectos se expandieron, y a través de COVESAP nació la cooperativa Carolina. En todo ese proceso tuvieron grandes aliados de apoyo económico y de asesoramiento de parte de organismos internacionales y entes nacionales, siendo los grandes aliados de hoy día la FECOPROD, junto con la USAID.

La inclusión de toda la sociedad está dándose saludablemente. La sana integración con las diferentes riquezas de cada cultura nos da una ventaja competitiva. Seguidamente se proyectó un emotivo video la historia de la colonia menonita, sus inicios en Paraguay, su cultura, así como una breve reseña de la colonia Friesland, sus instalaciones, su forma de vida y organización de trabajo.

El Presidente de la FECOPROD, Edwin Reimer, mencionó que “Si cada uno aporta un poco más de lo que recibe, entonces eso es cooperación; pero si cada uno saca más de lo que da, no funciona la cooperación”.

El Presidente del INCOOP, Félix Hernán Giménez, afirmó que desde que asumió la presidencia, el primer objetivo fue el de poner en orden la institución que preside. Empezaron por los marcos regulatorios, tanto para ahorro y crédito, como para la producción y lo que buscan con estos trabajos es tener cuidado y evitar causar un riesgo sistémico con los 6 mil millones de dólares de activos de las cooperativas, que sería bastante fuerte para el país.

Por otra parte, el Intendente de Itacurubí del Rosario, Alberto Melo, agradeció a las cooperativas por ser motores del crecimiento económico, en especial a la cooperativa Friesland por la oportunidad de participación a los más desfavorecidos mediante el trabajo mancomunado.

A su vez, el Viceministro de Agricultura, Mario León, alegó que aún existen, a nivel nacional, problemas de insipiencia organizativa, de tecnología de producción, de asociativismo, como también una mala práctica de cómo los fondos públicos están siendo aplicados en ese sentido. Pidió el apoyo a los cooperativistas de producción, que tienen ese impulso de mejoramiento. Mencionó que todavía hacen falta salud, educación e infraestructura para pequeños productores; que se tienen casos exitosos de productores, pero también casos donde todavía hace falta incorporar ciertas herramientas, desde el Estado, desde el MAG, otorgar los incentivos que hagan esa trayectoria y puedan consolidarse el día de mañana.

Comentó que en el MAG cuentan con alrededor de 5500 registros de organizaciones de productores pero que no se sabe cuáles están activas y cuales inactivas. Algunas reciben mucho apoyo desde los organismos públicos departamentales y territoriales, pero no existe un acompañamiento. Se les pierde en este primer eslabón, que es el más delicado, lo que es este proceso asociativo y la manera individual en que vienen trabajando.

 

                                               

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.