Buen manejo de pastura, sinónimo de eficiencia funcional en vaquillas

Durante el 25º Congreso Cea, organizado por el Consorcio de Ganaderos para Experimentación Agropecuaria (CEA), el eje fundamental consistió en “Praderas y Forrajes”, un aspecto fundamental para la nutrición y desarrollo del animal. Los expertos manifestaron que es necesario hacer un buen uso de las pasturas, ya que en ésta radica el buen desarrollo de las vaquillas. Igualmente, incentivaron al auditorio, como en otras ocasiones, a optar por las tecnologías, puesto que es una de las alternativas más fiables y rápidas para una ganadería sostenible. El encuentro dio lugar en el Sheraton Asunción Hotel, el 6 y 7 de noviembre.

“Hay que hacer un buen uso del pasto, para este procedimiento contamos con herramientas que nos permiten maximizar la utilización de forraje, en este sentido, los corrales de recría y de terminación son herramientas muy valiosas”, explicó Sebastián Riffel, quien especificó que estos instrumentos se utilizan con alimentos que produce el campo mixto dentro de la agricultura.

Agregó que en Paraguay el pasto crece de  6 a 7 meses al año, siendo el restante una estación más seca y, por ende, pidió realizar un diferimiento de pasto verde para poder utilizar en invierno cuando no crece y trae ineficiencias, “esto sucede cuando transferimos un pasto de alta calidad a uno de baja calidad, como es el pasto en invierno porque pierde firmeza a consecuencia de una falta de maduración”, argumentó.

Los corrales de recría buscan corregir ineficiencias donde se compra los terneros a la zafra, se sitúa en un corral para ganar de 700 a 800 gramos de peso por día, recriarlos, acondicionarlos y cuando la pastura explota en cuanto a producción, a partir de la primavera largar los animales a la cosecha del pasto, de esta forma, tener todos los animales y poner un corral en el pasto. Una vez que consuma todo el pasto y termine el crecimiento del novillo, cargar gordo para venta y el restante ingresar a un corral de terminación.

El corral de terminación cuenta con otro tipo de dieta, más energética y con alto contenido de grano que permite en un corto periodo de tiempo, 40 a 50 días, culminar el engorde de los novillos, que si no fuera por esta dieta tendrían que pasar un segundo invierno y hacer una subutilización del forraje.

La consecuencia del mal forraje radica en que hay que corregirlo, lo cual es bastante caro dado que es básicamente una suplementación proteica que hay que hacer sí o sí, ya que no hay otra alternativa y una vez que se corrija mejora la respuesta animal.

“Dentro de lo posible evitar llegar a ese forraje de mala calidad porque de esa forma se está desperdiciando mucho pasto que tiene potencial de engorde en época de crecimiento que lo pasamos al invierno para mantenimiento, es decir, hay un tema de costo, es una estratégica muy defensiva para algunas empresas, sin embargo tiene un costo muy implícito que es la suplementación proteica”, alegó.

Por último, recomendó a los productores a desafiar los sistemas de producción, ya que  Paraguay tiene un alto potencial para producir pasto, “la complementación del pasto con los corrales de recría y terminación van a lograr resultados muy interesantes”, finalizó.

Por su parte, Massimo Coda, elucidó sobre la necesidad de fertilizar las pasturas para crear una sustentabilidad en la ganadería nacional.  Manifestó además que ve un alto potencial en Paraguay, ya que tiene todo a su favor. Sin embargo, aseveró que hace falta fertilizar los campos para aumentar la tasa de procreo, elevar la extracción en la producción de carne por hectárea e invertir en tecnología. 

 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.