Piscicultores, desesperados por falta de ventas Destacado

Bennie Hildebrand, Pdte. de la empresa de Hildebrand S.A., para sus productos Mennopez, consultado como están encarando el tema del Coronavirus o COVID-19, señaló que ellos manejan un rubro diferente y la mayor venta la realizaban en la Semana Santa, pero en estos momentos cayó muchísimo. "Sabemos que tenemos un producto más caro que los otros, entonces el nivel de clientela es diferenciado y con la cuarentena es muy difícil que gasten su plata, esto repercute en la venta", sostuvo.

 Hildebrand señaló que tras la aparición de la enfermedad las ventas cayeron y el panorama es poco alentador para los días Santos. "En las cadenas de supermercados y en todos lados vendemos muy poco el pescado en las últimas semanas. Nuestras esperanzas de ventas se centraba en la Semana Santa, pero tal cosa no ocurrió y tenemos mucho en stock", refirió.

Comentó que después de la Semana Santa deben proyectar todo de nuevo y ver la forma de cómo encarar la producción de lo que resta del año. Recordó que los grandes consumidores de pescados también son los restaurantes y también fueron cerrados.

Distribución

El empresario señaló que sus productos están en todas las cadenas de los supermercados, además tienen sus propios puntos de ventas en Asunción y en Juan Manuel Frutos, Dpto. de Caaguazú.

Asimismo, comentó que esta situación también repercutirá en los puestos de trabajos que ofrecen y con varios funcionarios llegaron a un arreglo, especialmente con los de su restaurant y de su frigorífico. "Actualmente estamos con muy pocos empleados, porque para nuestro rubros vemos que es muy difícil que se recupere rápidamente", apuntó.

Consultado si tienen un porcentaje estimativo de las pérdidas manifestó: "Hasta eso no llegamos todavía porque es muy larga la cadena. Tenemos una gran cantidad de producto en el frigorífico, pero también nuestra cadena de producción hoy están en los estanques listos para faenar", dijo.

Agregó que el sistema de engorde de los animales están cuidando mucho, porque todos los estanques están llenos de pescados para faenarse y no pueden hacerlo porque no hay mercado. Refirió que la mayor preocupación se centra en la mortandad de peces, que podría ocurrir si no son faenados a tiempo. Además la alimentación es muy costosa.

Cadena de producción paralizada

Hildebrand explicó que todas las cadenas de producción están entorpecido, cría, engorde y comercialización. Señaló que esto hizo que todos los estanques estén llenos de pescados listos para la faena, pero al no hacerlo y se sienten impotentes al no saber qué hacer o como seguir tratando para no perder toda la producción.

Comentó que incluso para aumentar las ventas ya bajaron muchísimos sus precios. "Hoy creo que en los supermercados estamos comercializado entre 29.000 a 30.000 el paquete de medio kilo, mientras que el año pasado a esta altura lo estábamos haciendo a G. 44.000 a G. 45.000 el paquete de medio kilo, pero igual no se vende", se lamentó el empresario.

Refirió que reconocen que la situación económica está mal tanto nacional como mundial, pero afirmó que después de que pase esta pandemia habrá un radical cambio. También reconoció que habrá mucha necesidad y varias personas se quedarán sin trabajo, y en eso radica la preocupación de todos.

Recordó que cuando empezó la cuarentena la venta ya bajó muchísimo. Sostuvo que  varios productos empezaron a subir su comercialización, "pero nosotros desde el día en que empezó el problema disminuyó y ya no pudo recuperarse. Además no sabemos qué va a pasar después de levantares la cuarentena, porque la mayoría de la gente va a quedarse temerosa y es muy difícil que vuelvan rápidamente a asistir a un restaurant a comer. Legalmente no sabemos todavía cómo encarar esta situación", subrayó.

Planta de balanceado

El empresario también habló de la planta industrial de balanceados para peces que poseen y dijo que en la actualidad se encuentra parada, porque la cuestión es alimentar a los peces solo para mantenerle y no que crezcan en forma aceleradas, porque no pueden ser faenados.

Con respecto a la producción de peces, señaló que normalmente estuvieron faenando, aproximadamente hasta el 15 de marzo llegando a alrededor de 150 mil kilos de pescado. "Promediamos entre 50 mil kilos mensual hasta el tiempo mencionado, luego quedó totalmente paralizada, actualmente estamos llenos de stock, dejamos de trabajar en el frigorífico y solo estamos monitoreando el mercado", puntualizó Hildebrand.

Decisiones correctas

Se refirió a la cuarentena y destacó: "Yo creo que el gobierno tomó decisiones correcta porque esta enfermedad preocupa a todo el mundo. La idea de quedate en casa está dando muy buenos resultados, además sabemos que la salud está en primer lugar y en Paraguay faltan muchos hospitales, si no se toman las medidas necesarias los que existen van a colapsar enseguida".

Sin embargo, ratificó hay que seguir trabajando para producir alimentos para el mundo, pero el gobierno debe colaborar para que no se produzca un paro total. Finalizó

3 comentarios

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.