La estabilidad económica en tiempos de incertidumbres

La economía paraguaya enfrentó una serie de choques en los últimos años, entre ellos sequía, la pandemia del Covid-19 y el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania que sigue afectando al mundo, a pesar de ello, nuestro país mantiene una perspectiva positiva.

El viceministro de Economía, Roberto Mernes, durante su ponencia en el Ciclo de Charlas de la Semana del Economista, organizado por la Facultad de Ciencias Económicas, de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), habló sobre la situación económica nacional y los obstáculos que tuvo que sortear en los últimos años.

Dijo que el Banco Central del Paraguay (BCP) en sus estimaciones del mes de diciembre anunció un crecimiento del 4,5% para el 2023. Luego, en su revisión del mes de abril pasado, pese a que los valores de algunos sectores sufrieron ajustes, el resultado final no sufrió variación.

En otro momento, destacó que Paraguay está muy cerca del grado de inversión como país, y que incluso, pese a no haber conseguido aún dicha distinción, las tasas de interés que obtiene por los Bonos Soberanos son equivalentes a los obtenidos por países con grado de inversión, a veces mejor.

“En estos años difíciles, la mayoría de los países disminuyeron sus notas o se mantuvieron, sin embargo, Paraguay no solo se mantuvo, sino que pasó de ser Estable a Positivo. Es decir, que en ningún caso la calificación cayó, sino que mejoró”, enfatizó.

En cuanto a la situación fiscal, el viceministro Roberto Mernes explicó que por las medidas que se tuvieron que implementar para hacer frente a los choques, el 2020 cerró con un déficit del 6,1% del Producto Interno Bruto (PIB). Sin embargo, gracias al plan de convergencia Fiscal, el déficit se redujo a 3,6% en el 2021.

“El año 2022 cerramos con un déficit del 3% y este año estamos previendo culminar con un 2,3%. Queremos llegar al límite establecido por la Ley de Responsabilidad Fiscal del 1,5% en el año 2024 y mantener en ese nivel”, aclaró.

Finalmente, habló sobre la evolución de la inversión. En ese ámbito, dijo que la inversión que realizo el Gobierno fue clave en el proceso de recuperación y reactivación de la economía.

“Del 2019 al 2022, el gasto en inversiones estuvo por encima de los USD 1.000 millones y pasamos de promedios de 1,9% del PIB a un promedio de 3,1% en estos últimos años. Eso es difícil de sostener porque implica más gastos, pero eran necesarios hacerlos”, añadió.

Al cierre del primer cuatrimestre del 2023, el déficit acumulado fue del 1,4% y la meta es llegar al 2,3% al final de año.

“Se están tomando las medidas correctivas de acuerdo a los instrumentos que tiene Hacienda para cumplir con la meta al final del 2023”, agregó.

Fuente: Hacienda.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Boletín

Suscribite a la Revista Digital

No enviamos spam ni material irrelevante.

Redes Sociales

Mirá más

Posteos relacionados

Avanzan las obras de la ruta PY12

El paisaje del Bajo Chaco paraguayo ha experimentado una transformación notable. El continuo ir y venir de maquinaria y personal ha modificado drásticamente esta zona,