La sequía no detuvo al campo, se volvió a sembrar y las lluvias ayudaron

Agricultores de Alto Paraná y Caaguazú que recibieron semillas del proyecto Avatiky y no sembraron en octubre por la sequía, están sembrando ahora con muy buena germinación y desarrollo, gracias a las lluvias de estas semanas.

“Hay un brote de esperanza en el campo después de tanta desesperación. Los agricultores están contentos con las actuales condiciones climáticas que favorecen su cultivo de maíz: esperar valió la pena” expresa el ingeniero Rubén Sanabria, vicepresidente de la Coordinadora Agrícola del Paraguay CAP.

Muchos agricultores, que son parte del proyecto, plantaron a fines de enero esperando más lluvias en estos meses, y sus cultivos resistieron hasta ahora y se están desarrollando muy bien, agregó Sanabria.

El vicepresidente de la CAP explicó que “los agricultores de comunidades nativas como la de Toryveté y Acaraymí, reciben acompañamiento y asistencia para la siembra y manejo de sus cultivos de Avatiky en Alto Paraná. Ellos manifiestan estar contentos con los resultados de este proyecto, a pesar de la adversidad climática que afectó al campo”. Gregorio Ocampos, representante de la Asociación Frutihortícola de Caaguazú, informó que ya se plantó tomate y locote, y que estas lluvias están ayudando al crecimiento de las plantas. “Viene bien la lluvia porque baja un poco la temperatura; cuando el calor es intenso, nuestras hortalizas no resisten”, explicó.

El ingeniero Manuel Ocampos, técnico asesor de la Unión de Gremios de la Producción UGP, explica que en el departamento de Caaguazú los productores volvieron a sembrar porque perdieron todo con la sequía “Los cultivos zafriña están mejorando el panorama. En estos últimos días, la lluvia fue generalizada en la región oriental y en el Chaco”, comentó.

Proyecto Avatiky

Unas 3500 familias campesinas recibieron bolsas de semillas de maíz para sembrar, cosechar y vender el producto, para obtener un aguinaldo o un ingreso que les permita cubrir los gastos del colegio de sus hijos y otras cuentas. La siembra se hizo en un total de 4000 hectáreas en distintos departamentos productivos del país que son: Alto Paraná, Caaguazú, San Pedro, Itapúa, Canindeyú, Concepción y Caazapá. El proyecto se desarrolla hace 3 años y es impulsado por la UGP, la CAP, la empresa Bayer y el Ministerio de Agricultura y Ganadería. Gracias a su buen resultado, muchas familias se van sumando cada año.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Boletín

Suscribite a la Revista Digital

No enviamos spam ni material irrelevante.

Redes Sociales

Mirá más

Posteos relacionados

Avanzan las obras de la ruta PY12

El paisaje del Bajo Chaco paraguayo ha experimentado una transformación notable. El continuo ir y venir de maquinaria y personal ha modificado drásticamente esta zona,