Las lluvias en Sudamérica no fueron suficientes para calmar la escalada de los precios de la soja en Chicago

La oleaginosa ganó hoy un 2,3% y cerró con un valor de 529,11 dólares por tonelada, en lo más alto desde la segunda semana de agosto último; en Brasil ya ubican la cosecha debajo de los 130 millones de toneladas.

La soja se negoció hoy con subas en torno del 2,3% en la Bolsa de Chicago, donde los fondos de inversión renovaron su apuesta por una oferta sudamericana más ajustada como consecuencia del estrés hídrico que padecieron los cultivos en el sur de Brasil y en amplias zonas de la Argentina y de Paraguay, donde las lluvias recientes proporcionaron un alivio parcial, dada la dispersión regional en las etapas evolutivas de las plantas.

Al momento de fijar los ajustes de la rueda, las pizarras del mercado estadounidense reflejaron alzas de US$12,03 y de 11,39 sobre los contratos marzo y mayo de la soja, cuyos valores resultaron de 529,11 y de 531,68 dólares por tonelada. Así, la posición más cercana quedó en lo más alto desde el 10 de agosto último, cuando la oleaginosa se cotizó a 535,44 dólares.

Por su peso específico como primer productor y exportador mundial de soja, todas las miradas apuntan a Brasil, donde entre los estimadores privados ya se auguran cifras por debajo de los 130 millones de toneladas, lejos de los 145 millones que fueron el objetivo inicial en la campaña 2021/2022 y de los 137,32 millones de toneladas del ciclo 2020/2021, el récord vigente que se apuntaba a superar.

Las valoraciones de los estimadores también se alejaron de las cifras proyectadas por la Compañía Nacional de Abastecimiento (Conab), dependiente del Ministerio de Agricultura de Brasil, de 140,50 millones de toneladas, y por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés), de 139 millones de toneladas.

Tras relevar la situación en Rio Grande do Sul, desde la Conab señalaron que “la sequía que azota al Estado ya puso más de 340 municipios en situación de emergencia. Las regiones fronterizas norte, centro y oeste son las más afectadas, con consecuencias severas sobre los cultivos de soja”. Desde el organismo agregaron que las condiciones adversas se expresan también con crudeza sobre el maíz de la primera cosecha, que se está recolectando aceleradamente y con rindes magros por la falta de humedad.

En Paraná, anteayer el Departamento de Economía Rural de ese Estado ponderó sólo el 36% de los cultivos de soja en estado bueno, mientras que un 31% fue calificado como malo, frente al 82 y al 3% de igual momento de 2021, respectivamente.

La gravedad del impacto de la sequía sobre el sur de Brasil reside en el hecho de que dos de los tres Estados de esa región ocupan el podio de los mayores productores de granos del país. En efecto, en relevancia agrícola, luego de Mato Grosso, en el centro-oeste y sin mayores problemas –exceso de humedad en zonas determinadas–, se ubican Paraná y Rio Grande do Sul. Estos últimos son los que vienen lidiando con la falta de humedad desde mediados de noviembre, que junto con el sur de Mato Grosso do Sul y con Santa Catarina serán responsables de los mayores recortes en el volumen final de la producción brasileña respecto de las expectativas iniciales.

La consultora Safras & Mercado, que el 14 del actual ajustó sus previsión sobre la cosecha de soja de Brasil de 145 a 132,30 millones de toneladas, hoy redujo de 90 a 85,50 millones de toneladas la proyección sobre las exportaciones brasileñas durante 2022 y la ubicó debajo de los 86,10 millones de 2021, de los 89,31 millones calculados por la Conab y de los 94 millones estimados por el USDA.

Las subas externas tuvieron su correlato en la plaza local, con propuestas de las fábricas que crecieron de 382 a 390 dólares por tonelada para las terminales del Gran Rosario. Este nuevo valor, equivalente a 40.755 pesos, superó los 39.567 pesos por tonelada que la Bolsa de Comercio de Rosario calculó como la capacidad teórica de pago de la industria aceitera exportadora.

Ese ofrecer de más para intentar seducir a los vendedores, algo que no está teniendo mucho éxito de momento, está relacionado con la necesidad de mercadería que evidencia la industria que, según informó recientemente la Cámara de Industrias Aceiteras de la República Argentina y el Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC), está operando con una capacidad ociosa en torno del 50 por ciento.

En su reciente informe de molienda de soja de diciembre, el Ministerio de Agricultura de la Nación relevó las existencias de soja en poder de la industria al 1º de enero en 1.687.319 toneladas, un 28% abajo del volumen reportado al 1º de diciembre, de 2.343.287 toneladas, y un 33,6% debajo del dato de enero de 2021, de 2.542.327 toneladas.

En cuanto a la soja de la próxima cosecha, para las entregas entre abril y mayo, los compradores mejoraron hoy sus propuestas de 355 a 360 dólares por tonelada para la zona del Gran Rosario; de 352 a 360 dólares para Bahía Blanca, y de 350 a 355 dólares para Necochea.

Las pizarras del Matba Rofex mostraron alzas de US$6,40 y de 4 sobre los contratos febrero y mayo de la soja, cuyos ajustes resultaron de 389 y de 366,50 dólares por tonelada.

En cuanto a los valores de exportación, Agricultura relevó los precios FOB en los puertos argentinos de la soja, el aceite y la harina en 605, 1419 y en 459 dólares por tonelada, por encima de los 600, 1395 y de los 451 dólares del martes, respectivamente.

Fuente: LN.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Boletín

Suscribite a la Revista Digital

No enviamos spam ni material irrelevante.

Redes Sociales

Mirá más

Posteos relacionados

Firman la Fase II de FOMipymes

El ministro del MIC, Javier Giménez; y el embajador de la República de China (Taiwán), José Chih-Cheng Han, suscribieron la Carta de Intención de la