El Niño se establecerá dominante al comienzo de la temporada agrícola 2023/24

Después de experimentar tres campañas consecutivas impactadas por el fenómeno climático La Niña, que desencadenó una severa sequía, el ingeniero Agrónomo Eduardo Sierra, asesor agroclimático de Capeco, habló sobre las perspectivas climáticas para la zafra 2023/2024, que los productores agrícolas deberán perfeccionar y adaptar su manejo a la llegada de El Niño en la zona agrícola de Paraguay.

La presencia de El Niño usualmente conlleva desafíos en la región Oriental debido al exceso de precipitaciones, y provoca cierto estrés hídrico en el Chaco. Sierra mencionó que se da el inicio de una campaña 2023/2024 con muchas esperanzas para Paraguay, luego de una trayectoria accidentada a lo largo de la última temporada.

Explicó que El Niño, que normalmente puede producir problemas en la región Oriental de Paraguay por el exceso de lluvias y un poco de sequía en la zona del Chaco, se tornará bastante vigoroso en esta temporada, por lo que recalcó la importancia de mejorar el manejo de la producción agrícola 2023/2024, ya que se avizora un efecto típico del fenómeno climático hasta noviembre y una evolución irregular desde diciembre de este año.

Destacó que setiembre será el mes en el que El Niño “va a ganar espacio”, en tanto que en octubre se espera que “tome el poder”.

En el noveno mes del 2023 se espera un efecto de sequía, que se arrastra de agosto, principalmente en Alto Paraguay y Presidente Hayes, en tanto que la humedad mejorará en Boquerón. La perspectiva en este mes es que el clima mejore tempranamente, sin llegar a buenos niveles, especialmente en Amambay, Concepción, Itapuá, Alto Paraná y Canindeyú.

Para octubre se espera la circulación de El Niño con lluvias tempranas en Boquerón (más de 100 mm en la parte sur), más de 75 mm en Alto Paraguay y buenos niveles de precipitaciones en Presidente Hayes. Por su parte, se estiman lluvias fuertes sobre la región Oriental, naturalmente sube la temperatura por encima de los 20 °C y se aguarda un buen nivel de humedad en Concepción, Amambay, San Pedro y Canindeyú.

Posteriormente, en noviembre se tendrían picos de lluvias en todo Boquerón, áreas vecinas con Argentina y casi toda la región Oriental, menos sobre el extremo norte de Concepción y Amambay. “Sube la temperatura, pero no tanto; hasta aquí es El Niño muy típico”, detalló.

A partir de diciembre empiezan los excesos tempranos de tormentas en el sur de Boquerón y el norte de Alto Paraguay, mientras que se nota una evolución bastante irregular en parte de la región Oriental. El especialista recordó que las lluvias de El Niño son tormentas disparejas en ciertas zonas.

En el inicio del 2024 se aguarda la estabilización de El Niño, pues se registrarían más de 150 mm en todo el Paraguay. Sería un donde la humedad del suelo se recompone en todo el territorio paraguayo, aunque puede haber una pausa de lluvias.

Para febrero y marzo se espera, en general, una buena distribución de lluvias. En el segundo mes del 2024 se tendría un ambiente más caluroso, seguido de un tercer mes con menor humedad en el suelo.

En el otoño 2024 no se esperan picos de lluvias, ya empieza a bajar la temperatura y la humedad se mantiene. Desde mayo las precipitaciones van disminuyendo, concluyó.

Fuente: Capeco.

 

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Boletín

Suscribite a la Revista Digital

No enviamos spam ni material irrelevante.

Redes Sociales

Mirá más

Posteos relacionados

Avanzan las obras de la ruta PY12

El paisaje del Bajo Chaco paraguayo ha experimentado una transformación notable. El continuo ir y venir de maquinaria y personal ha modificado drásticamente esta zona,