Exportación de carne: Es necesario un certificado con sello nacional

El Dr. Egon Neufeld, miembro de la Asociación Rural del Paraguay (ARP) y de la Asociación Agropecuaria «Agua Dulce», habló sobre el mercado internacional de la carne y los aspectos que los productores e industrias deben tener presentes para posicionarse con un producto de calidad, lo que se va a reflejar en mejores costos.

«Hay que entender que Paraguay necesita un producto, no una raza, pero principalmente que esté certificado de acuerdo a la calidad que tenemos», comenzó diciendo el productor.

Según el profesional, el mercado pide principalmente tres cosas: terneza, que la carne esté blanda al paladar; buen sabor y con buen nivel de marmoleo. Factores que están relacionados con la edad del animal, cuanto más joven, más tierna la carne. Asimismo, cuanta más sangre europea tenga el ganado, mejor será la terneza y el marmoleo.

«La vaquilla y el novillo son más tiernos y sabrosos que un macho entero, aunque sea joven. Y si se logra la terminación de una cobertura de grasa alrededor los 8mm 3 a la vista tendrá un mejor aspecto o color, además de un excelente sabor», dijo.

En este sentido, informó que están trabajando de forma intensa en la nueva tipificación de la carne paraguaya para salir al mercado mundial con un certificado con sello país. Indicó que están ultimando detalles junto con los órganos competentes e industrias para alcanzar el objetivo tan soñado que es exportar con un certificado propio, de acuerdo a lo que se produce y ya no con un documento chileno.

“Lo que queremos lograr con esto es garantizar de dónde proviene la carne. Por ejemplo, que sea exclusivamente del novillo y vaquilla, menos de dos años, sin contusiones, ya que aumenta el PH y por el estrés se hace dura la carne, etc. Que sea de acuerdo a su calidad y categoría, aspecto que actualmente no tenemos y por lo que estamos luchando, manifestó Neufeld.

Paraguay puede posicionarse como una carne de calidad, pero debe darle al cliente final la garantía de lo que le da. Acá estamos haciendo volumen, antes que calidad” , reiteró el ganadero.

Respecto a colgar la jeringa contra la Fiebre Aftosa, opinó que es posible, sin embargo, reconoció que primero es necesario llevar cabo análisis y estudios para conocer la inmunidad del ganado nacional y después pasar a la siguiente etapa.

Por otro lado, afirmó que Paraguay necesita de un Instituto de la Carne, pues el productor común no está conectado con el mercado internacional porque desconoce lo que este requiere. Necesitamos un nexo con los ganaderos”, concluyó.

 

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Boletín

Suscribite a la Revista Digital

No enviamos spam ni material irrelevante.

Redes Sociales

Mirá más

Posteos relacionados

Avanzan las obras de la ruta PY12

El paisaje del Bajo Chaco paraguayo ha experimentado una transformación notable. El continuo ir y venir de maquinaria y personal ha modificado drásticamente esta zona,