POR QUE SER REGENERATIVO ES EL FUTURO DEL NEGOCIO GANADERO

La ganadería regenerativa es un modelo de gestión ganadera sostenible que maneja los bovinos de una forma diferente, permitiendo que el suelo se recupere y se enriquezca. Conozca qué dicen los expertos acerca de este sistema para el futuro.

Disney Baquero Umaña, médico veterinaria y zootecnista especializada en ganadería regenerativa, explica que la ganadería regenerativa ha crecido en los últimos años de forma acelerada debido a todo el impacto social, ambiental y económico que han tenido todas las empresas que la implementan.

“Es una forma de gestionar los recursos que restaura los agroecosistemas para producir alimentos y servicios ecosistémicos por medio de cortes de energía solar y química. Lo más importante de esto es que no necesitamos combustibles fósiles porque no trabajamos con tractores, guadañas, ya que hacemos un proceso mucho más natural, activando la vida del suelo mediante aportes muy altos de bosta y orina sana”, describe Baquero Umaña.

Esto se lleva a cabo con el pastoreo no selectivo y organizado de los animales con tiempos de descansos apropiados según las condiciones edafoclimáticas en beneficio de la relación suelo – planta – animal bajo principios de sostenibilidad económica, social y ambiental.

”El ser regenerativo es nuestra meta, proyecto y proceso, pues se ha venido sumando muchas personas. Ese es nuestro proyecto de vida, por eso debemos preguntarnos ¿por qué ser regenerativo?. La respuesta es que debemos empezar a usar energía sana y a pensar que nuestros recursos no son infinitos”, menciona Baquero Umaña.

Para la profesional, la sustentabilidad es un puente para la actividad productiva, pero la regeneración es el destino final, teniendo presente que se deben cuidar los recursos y ofrecerle al mercado unos productos más amigables con el medio ambiente.

En palabras de Baquero Umaña, “lo que queremos es regenerar por medio de la captura y tenencia del carbono en el suelo, activando la vida de esa tierra y conservándola. Al llegar a esta, logramos que los bosques no se sigan talando porque cada vez hay más comida, al contrario los estamos blindando”.

La experta afirma que esta regeneración es una necesidad ante el cambio climático inminente que se está presentando en el mundo, teniendo en cuenta que se debe velar por garantizar la seguridad alimentaria.

“No podemos seguir pensando en producir y desconectarnos con la ciudad. Tenemos que conectarnos y trabajar para que la sociedad, que está consumiendo, tenga cada vez alimento de calidad, saludables e inocuos. De esta forma los consumidores pueden sentir el valor nutricional, pero también ese sabor de la regeneración”, asegura Baquero Umaña.

Impacto económico

La profesional expresa que desde su trabajo se ha llegado a “238 kilos de carne por hectárea al año, con unos costos de 180 kg de carne y una utilidad de 258 kg de carne. Esto lo contrastamos con otros sistemas que pueden que produzcan mucho más pero también gastan más y a la hora de ver las utilidades termina siendo algo diferente”.

Hay otras formas de producir que según la experta, “están mandadas a recoger y que tenemos que cambiar sí o sí porque si no entramos a producir de una manera sostenible nos vamos a salir del mercado porque se está trabajando a pérdidas. Este es un llamado para que todos comiencen a ver con otros ojos esta forma de producir

Fuente:Contexto Ganadero

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Boletín

Suscribite a la Revista Digital

No enviamos spam ni material irrelevante.

Redes Sociales

Mirá más

Posteos relacionados

Avanzan las obras de la ruta PY12

El paisaje del Bajo Chaco paraguayo ha experimentado una transformación notable. El continuo ir y venir de maquinaria y personal ha modificado drásticamente esta zona,