Religiosos piden actuación de organismos ante invasión a indígenas

El día lunes 31 de julio, unos desconocidos armados, invadieron el territorio sagrado de 7 comunidades indígenas de los Pãi Tavyterã. Estas tierras, tienen dos fracciones, una con título de propiedad del INDI y la otra fiscal, por lo tanto, legítimamente pertenecientes a los indígenas.

Los invasores llegaron al lugar haciendo más de 20 disparos al aire creando zozobra y miedo en los niños y las familias del lugar, quienes actualmente se encuentran refugiados en sus casas y en los montes.

«Ante la invasión ocurrida en el territorio sagrado de los Pãi Tavyterã, nos dirigimos a la sociedad paraguaya y a la comunidad internacional desde la Pastoral Indígena de la Arquidiócesis, el Comité de Iglesias para Ayudas de Emergencia, la Conferencia de Religiosos/as del Paraguay, para pronunciarnos en defensa y cuidado de la vida de nuestros hermanos indígenas del Pueblo Pãi Tavyterã de la zona de Yvy Pyte, Amambay», dice un comunicado.

Los líderes de las comunidades han hecho la denuncia correspondiente en la fiscalía de la zona, mientras tanto, el miedo y el peligro siguen latentes en medio de las 64 familias, con aproximadamente 250 niños.

Igualmente: «Pedimos a la Fiscalía General, al INDI con sus abogados que actúen como corresponde de urgencia en estos casos y, realice su trabajo en conjunto con la Policía Nacional para el debido allanamiento y desalojo del lugar de las personas extrañas e invasoras, que se garantice el cumplimiento de la ley, según nuestro derecho enunciado en la Constitución Nacional».

Además, hacen un llamado a todas las organizaciones e instituciones que trabajan a favor de los pueblos indígenas, a unirse para cuidar la casa común, que son los territorios indígenas.

El texto también dice que la misión de los mismos es colaborar con los hermanos indígenas, quienes piden solidaridad.

«Son ellos los genuinos propietarios y protectores de los bosques y hoy están alzando sus voces ante las constantes invasiones y deforestaciones de sus territorios. Que sepamos tener bien abiertos los oídos y el corazón sensible para escuchar y comprender el llamado que Dios nos hace como cristianos y ciudadanos serios en medio de esta realidad de dehumanización», concluye el texto.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Boletín

Suscribite a la Revista Digital

No enviamos spam ni material irrelevante.

Redes Sociales

Mirá más

Posteos relacionados

Firman la Fase II de FOMipymes

El ministro del MIC, Javier Giménez; y el embajador de la República de China (Taiwán), José Chih-Cheng Han, suscribieron la Carta de Intención de la